¿Cómo sé si mi familiar tiene Alzheimer?

El Alzheimer es una de las manifestaciones más usuales de la demencia, se caracteriza principalmente por la pérdida de la memoria y afectar el pensamiento y el comportamiento de quien lo padece. Y aunque las investigaciones aún no logran identificar las causas que lo provocan, hay algunos factores típicos que suelen acompañarlo y que pueden ser de mucha ayuda para identificar la presencia de la enfermedad en una persona y con ello tomar las decisiones más adecuadas para tratarla.


Existen algunas condiciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir Alzheimer como lo son la edad avanzada, ya que suele afectar a personas de 60-65 años, aunque se dan casos en gente más joven; tener un antecedente familiar con la enfermedad, un hermano o un padre que lo padeciera; haber tenido algún traumatismo cerebral; problemas cardiovasculares por colesterol alto; o pertenecer al sexo femenino, donde se presenta más frecuentemente.



Ademas de las condiciones comúnmente asociadas a esta enfermedad (las mencionadas en el párrafo anterior), existen una serie de señales que pueden alertarnos sobre la presencia de la misma en algún familiar o nosotros mismos, como por ejemplo:


La pérdida de memoria a corto plazo


En las primeras fases de la enfermedad, el afectado presenta dificultad para retener nueva información. Aunque hayan pasado solo algunos minutos puede que la persona sea incapaz de retener información sobre la conversación que acaba de tener o que le sea muy difícil e incluso imposible recordar lo que acaba de comer.


Dificultad para concentrarse y desorientación


Además de la perdida de memoria a corto plazo quien sufre Alzheimer suele tener dificultades para concentrarse o ubicarse espacialmente. Esta desorientación afecta su percepción del espacio y del tiempo, por lo que el afectado olvida la fecha, el mes, la estación de año, o incluso pueden olvidar que ya anocheció, creyendo que todavía es de día. Razón por la cual es común que se le dificulte poder regresar a casa o seguir instrucciones.



Problemas para realizar sus tareas cotidianas


Es común que las persona que padece esta enfermedad olviden cómo llegar a los lugares que siempre frecuentan, tener problemas para administrar el dinero y hacer cálculos, olvidar las reglas de un juego u otras que pudieran parecer sencillas para cualquier otra persona.


Dificultad para resolver problemas o planificar


Acciones cotidianas y simples como seguir las instrucciones de una receta, sacar dinero del cajero o simplemente utilizar el celular o la televisión se convierten en grandes retos para la persona diagnosticada con la enfermedad, lo que les genera mucho estrés y frustración


Problemas para comunicarse


Los paciente con Alzheimer también presentan trastornos del lenguaje, es decir, problemas con el uso de las palabras. Tienen dificultad para nombrar a los objetos por su nombre, siendo frecuente que los llamen o pronuncien de forma equivocada. Por ejemplo, pueden llamar al lápiz “palito para escribir” o "eso que me pones en los pies" para referirse a los zapatos.


De igual forma empiezan a tener complicaciones para expresarse y darse a entender, por lo que tardan para hablar, se detienen al no encontrar las palabras exactas y repiten lo que ya habían dicho anteriormente.



Cambios de humor


Este padecimiento también afecta su estado emocional volviéndolos irritables, mostrando apatía a las personas o a las actividades que les gustaba realizar. Se muestran con sospecha a lo que les rodea, se deprimen, se vuelven temerosos o ansiosos, prefiriendo quedarse en casa que salir para no cometer errores.


Trastornos de sueño


Acompañando a los cambios de humor se presentan dificultades para dormir o cambios en los horarios de sueño por lo que se vuelven muy somnolientos o padecen insomnio. Llegan a despertarse con más frecuencia y tomar siestas en la tarde.


Por último, es de suma importancia saber que si se presentan algunas de estas señales no hay que dudar en ir al médico para tener un diagnóstico confiable. El neurólogo es el especialista encargado de atender y diagnosticar enfermedades como esta.


Hakeem Reddie

Redacción de CuidaMED

19 de junio de 2019

68 visualizaciones0 comentarios