top of page

¿Un niño puede tener diabetes?



Es importante distinguir dos principales tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 se caracteriza por una incapacidad o problema para segregar suficiente insulina, debido a un proceso autoinmune que afectó a las células del páncreas, las cuales se encargan de producir insulina, precisamente.

La llamada diabetes tipo 2, a diferencia del tipo 1, ocurre por el descuido de la alimentación y estilo de vida de la persona. El 80 % de quienes padecen diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad, por lo que la mejor manera de prevenir este tipo de diabetes es llevando una vida saludable.



Los niños sí pueden padecer diabetes, ya sea tipo 1 o tipo 2. Es más común que los niños sean diagnosticados con diabetes de tipo 1, la cual es también llamada “diabetes infantil”, como dice la Academia Americana de Pediatras. La diabetes tipo 1 puede ocurrir a cualquier edad, aunque se presentan periodos máximos cerca de los cinco a seis años y nuevamente de los once a los trece años de edad.

Síntomas de la diabetes tipo 1

Los síntomas para identificar que un niño padece diabetes tipo 1 son los siguientes:

· Mucha sed

· Dolores de cabeza frecuentes

· Aumento del apetito

· Necesidad de orinar frecuentemente

· Fatiga

· Perdida repentina de peso

Síntomas de la diabetes tipo 2



Por otro lado, los niños que padecen diabetes tipo 2 es a causa del descuido de sus hábitos alimenticios y la poca actividad física y sedentarismo. Los síntomas son similares a los de la diabetes tipo 1, sin embargo, puede ocurrir que estos síntomas no se manifiesten a pesar de que el niño padezca la enfermedad. Por lo tanto, llega a pasar que los padres ignoran que su hijo padece diabetes hasta que un análisis de sangre lo revela.


Tratamiento del niño con diabetes tipo 1



Si bien la diabetes no tiene cura, con los cuidados necesarios el niño podrá vivir una infancia relativamente normal con la enfermedad bajo control. El niño requerirá una dosis de insulina diaria que suele aumentar según la edad. Es importante que los padres hagan un acompañamiento para que el niño asimile el tratamiento y el bien que le hace seguirlo tal y como lo receta el médico.

Es necesario también contribuir a la independencia del niño, para que en el fututo pueda inyectarse por sí mismo su dosis de insulina. Tendrá que llevar también una dieta estricta y monitorear periódicamente el nivel de azúcar en su sangre. Una vida sana con ejercicio hará también mucho beneficio a su vida.


Tratamiento del niño con diabetes tipo 2



Si su hijo padece este tipo de diabetes, el médico le dará una dieta estricta para que el niño baje de peso y dará los consejos necesarios para que lleve un estilo de vida más saludable, haga ejercicio y realicé algún deporte. Serán necesarios también medicamentos para mantener bajos los niveles de glucosa en la sangre.

Es importante que los padres hagan en casa un plan de alimentación basado en la dieta que le dio el doctor, de manera que todos en la casa coman de manera saludable, lo que acompañará al niño durante su proceso. Se pueden también restringir sus horas en la televisión y practicar ejercicio en familia.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por las dificultades en la segregación de insulina, la cual ayuda a normalizar los niveles de azúcar en la sangre. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1980 el número de personas con diabetes ha cuadruplicado. Aunque son muchos los factores del aumento de la diabetes, este se debe en parte por el incremento de personas que padecen sobrepeso u obesidad a nivel mundial.


Redacción CuidaMED

Hakeem Reddie

18 de julio de 2019

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page