top of page

Efectos negativos de la hipertensión



¿Has pensado que nuestro cuerpo es como una gran maquina? Podríamos imaginar a nuestro corazón como un motor que bombea sangre a través de un intrincado sistema de “tuberías” que son las arterias y las venas, para que la sangre llegue a los órganos y nuestro cuerpo funcione correctamente.

El corazón se llena de sangre y lo expulsa con fuerza para que llegue a todos los órganos del cuerpo. Esta fuerza con la que viaja la sangre a través de las arterias es lo que llamamos presión arterial.

Sin embargo, cuando la presión arterial es muy fuerte las paredes de las arterias se dañan, provocando que se tapen o se rompan. Esto en fases avanzadas puede provocar que la sangre deje de llegar a los órganos, causando diversos males. Esta elevación de los niveles de presión arterial es lo que se conoce como hipertensión arterial.

¿Qué factores causan que una persona padezca hipertensión? Se suele dividir la hipertensión en dos tipos: hipertensión secundaria e hipertensión esencial. Las causas de la hipertensión secundaria se pueden identificar y son muchas (coartación de aorta, origen congénito, tumor en las glándulas suprarrenales, problemas de tiroides, reacción a ciertos medicamentos, etc.) Una vez tratada esa causa, la hipertensión desaparece.

Pero en el caso de la hipertensión esencial las causas no son conocidas, este es el tipo de presión arterial que más padecen las personas. Sin embargo, se han identificado algunos factores de riesgo que podrían estar relacionados con la hipertensión esencial:


  • Tener antecedentes de familiares con hipertensión.

  • La edad. El riesgo de padecer hipertensión aumenta con la edad, a partir de los 60 años, aunque puede ocurrir antes.

  • Tener sobrepeso u obesidad.

  • No hacer actividad física.

  • Consumo de tabaco y alcohol.

  • Consumir mucho sodio (sal).

  • Estrés.

  • Padecer diabetes.


Hay que decir que la hipertensión arterial no presenta síntomas significativos hasta etapas muy avanzadas, por lo que muchas personas no saben que la padecen. Por eso es muy importante hacerse chequeos médicos constantes y llevar una vida saludable.

Algunos de los efectos negativos que se pueden padecer debido a la hipertensión arterial son:


Lesiones en el cerebro

La presión arterial alta puede provocar un accidente cerebrovascular, debido a que los vasos sanguíneos del cerebro se dañan y debilitan. Un accidente cerebrovascular ocurre cuando parte del cerebro no recibe oxígeno ni nutrientes, lo cual hace que mueran las neuronas cerebrales.

También los estudios han revelado una relación entre la prevención de la hipertensión y el padecimiento de alguna demencia como el Alzheimer. La Fundación Española del Corazón declara: “se ha observado a lo largo de los años que aquellos pacientes hipertensos que reciben tratamiento eficaz tienen menor incidencia de desarrollar demencia en comparación con los no tratados”.

También se ha relacionado el padecimiento de la hipertensión con otros problemas relacionados como el deterioro cognitivo, problemas con la memoria y el entendimiento.


Efectos a nivel del corazón

Cuanto más alta sea la presión arterial, más riesgo hay de daño al corazón. Una hipertensión mal controlada puede producir cardiopatía coronaria, insuficiencia coronaria o dilatación del ventrículo izquierdo, y claro aumentan las posibilidades de padecer un ataque cardiaco. “Si no se controla, la hipertensión puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca”, señala la Organización Mundial de la Salud.


Daño en los riñones

Si la hipertensión daña los vasos sanguíneos de los riñones estos dejaran de eliminar los desechos y el exceso de líquido. Este aumento de líquido podría, a su vez, subir más la presión arterial, creando un círculo peligroso. La presión arterial alta es una de las causas principales de insuficiencia renal. Las personas con insuficiencia renal necesitan un trasplante de riñón o someterse a diálisis.

Como lo mencionamos más arriba, si bien las causas de la hipertensión arterial esencial son desconocidas, los factores de riesgo pueden prevenirse. Es necesario ir con frecuencia al médico para hacerse una revisión de la presión arterial, además de llevar una vida saludable con una dieta balanceada para evitar el sobrepeso o la obesidad y los altos niveles de colesterol, evitar el sedentarismo, el consumo en exceso de sal, tabaco y alcohol.


Redacción de CuidaMED

Hakeem Reddie

10 de julio de 2019


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page